miércoles, 30 de enero de 2013

Masa Crítica


¿En qué consiste la Masa Crítica?

Es un evento que se realiza en distintas partes del mundo en el que cientos de ciclistas, skaters, rolleros (?) y algunos pocos a pie, se reúnen en un punto de encuentro, que en el caso de Buenos Aires es el Obelisco, y se realiza un recorrido que, a diferencia de maratones u otros eventos deportivos, no está determinado previamente, por lo que es espontáneo. Además, como no es una carrera, la idea es que sea un paseo y que nadie apure su paso o que busque llegar primero.

¿Qué se busca?

A través de este evento se busca mostrarle a las personas que desconocen este fenómeno que somos muchos aquellos que defendemos todo medio de transporte económico, ecológico y eficiente como lo son: las bicicletas, los rollers o los skates, que son además de lo anterior formas de desplazarse en que podemos simultáneamente hacer ejercicio y disfrutar más de nuestro entorno.


¿Cuándo se realiza?

En Buenos Aires, la Masa Crítica se realiza el primer domingo de cada mes comenzando la convocatoria a las 16 hs. para salir un rato después y aquellas noches de luna llena dicha convocatoria es a partir de las 21 hs.


¿Cómo se mueve la masa?

La Masa Crítica va desplazándose por calles y  avenidas bloqueando el ingreso de los autos a su camino, sin otro recurso que con los integrantes de la masa para hacerlo. Esto se concreta con una interrupción de algunos minutos en dichas vías de acceso a la ruta que se tomó en ese momento, llamada internamente tapón, y son excepciones las ambulancias, policía, bomberos, camiones de basura y otros.
Ante la imposibilidad de detener a la masa, al ser un grupo grande de personas circulando por la vía pública, la policía en muchos casos contribuye en la detención temporaria del tránsito. Como podrán imaginarse, muchos conductores particulares, choferes de colectivos o taxistas que ven obstaculizado su paso no lo toman de muy buena manera por lo que accionan sus bocinas o manifiestan su disconformidad con un vocabulario que dista de lo cordial (bien en criollo, si me permiten la expresión: nos cagan a puteadas) y obtienen en respuesta muchas sonrisas, saludos y también algunos silbidos y abucheos, sólo eso, es un evento totalmente pacífico.


Las “notas de color”

Cual gladiadores, la masa hace algunas paradas técnicas donde al grito de “Agua, agua, …” desde algunos departamentos se nos arrojan baldazos de agua para refrescarnos en la aventura. Desconozco en este momento si este fenómeno se da también en invierno o en otros días con muy baja temperatura, porque entiendo que no sería muy recomendado para la salud de los participantes.
Hay también en el evento algunas bicicletas “tuneadas” para la ocasión que entiendo que no son de uso cotidiano en las calles por la inviabilidad de conducirlas a lo largo de las mismas: bicis muy largas, algunas simulando ser una moto chopera, algunas bien altas que podríamos denominar bici-zancuda en alusión a los zancos, algunas que con un trailer o carrito llevaban a otra persona, por mencionar algunas que se vienen a mi mente. También los carritos servían para el acarreo de productos a la venta, ya sean estos accesorios para bicicleta, bebidas o alimentos caseros. En la masa nocturna, tenemos además distintas bicis iluminadas con varios colores.

La última Masa Crítica de luna llena

Para cerrar este relato, comparto el recorrido de la masa de este último Domingo, que fue 27 de Enero del año 2013: el mismo comenzó en el Obelisco, y siguió por los siguientes barrios o parques de referencia (sabrán disculpar si me salteé alguno): Centro, Monserrat, San Telmo, Constitución, Parque Patricios, Boedo, Bajo Flores, Parque Chacabuco, Caballito, cercanías del Parque Centenario… y hasta ahí puedo contarles porque habiendo comenzado alrededor de las 22, luego de ese recorrido ya eran casi las 12 de la noche y me fui a mi casa que queda muy cerca de dicho parque (al ser Domingo, el día siguiente era laborable).


¡Con ese último párrafo me despido hasta la próxima!
¡Gracias por seguirme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada